martes, 9 de diciembre de 2008

FUNDAMENTOS IDEOLOGICOS DEL MOVIMIENTO UNDER CONTRA LA DISCRIMINACION Y LA VIOLENCIA

I. El “MOVIMIENTO UNDER*1 Contra la Discriminacion y la Violencia del Sistema” es una agrupación contra-cultural e independiente, integrada por jóvenes (de distintas edades, zonas y países), bandas, programas de radio, artistas, etc. (en su mayoría del circuito “alternativo” y/o de la escena Hc-Punk)*2.

El Movimiento Under se define como no-violento, humanista, ecologista y autogestivo*3; no es parte –ni desprendimiento– de ninguna religión ni partido político; no recibe fondos del Estado ni de grupos económicos, todas las actividades que se realizan son autogestionadas gracias al esfuerzo y aporte de quienes participan y adhieren.


II. Qué entendemos por “discriminación” y por “violencia”:

Entendemos por Discriminación no sólo el simple hecho de “diferenciar” o “separar” (como suele utilizarse este término en la química y en otras ciencias y contextos); sino que cuando hablamos de Discriminación en la sociedad humana nos referimos a un trato de inferioridad en cuanto a derechos, oportunidades y consideraciones sociales de las personas o grupos (ya sea por su raza, etnia, sexo, género, edad, cultura, religión, ideología, gustos, profesión, situación laboral, económica, académica, etc.). La Discriminación puede ser visible (o pública) u oculta (o subliminal); puede ser hacia una persona o grupo humano en base a la negación de sus intenciones o libertades; y se efectúa siempre en contraste con la afirmación de especiales atributos, virtudes o valores que se atribuye para sí el discriminador. Tal hecho se corresponde con una “mirada” (con una sensibilidad o ideología) objetivante y cosificante de la realidad humana.

Entendemos por Violencia toda acción u omisión que reste Libertad y Dignidad al ser humano, todo lo que reduzca su intencionalidad, sus posibilidades y su “humanidad”; todo lo que lo cosifica y deshumaniza (vemos cómo la Discriminación es una manera de ejercer Violencia). Esto nos permite hablar no sólo de violencia como hecho físico; la violencia física (golpes, peleas, guerras, y todo lo que afecte o amenace la integridad física) es sólo una de las posibles manifestaciones de Violencia: Hay una violencia racial (conocida como xenofobia o racismo), hay violencia religiosa (por ej. educar y amenazar con culpas; intolerancia/ fundamentalismo: quemar en la hoguera a “brujas y herejes”; castigar, torturar y matar a los “infieles”; hacer desaparecer a los ateos; discriminar a los no creyentes, invadir alguna nación con creencias diferentes, etc.), hay violencia económica (desempleo, pobreza, exclusión, extorsión, explotación, trabajo “esclavo”, robo, fraude, etc.), hay violencia sexual y de género (acoso, abusos, degradación, marginación, menosprecio, subordinación, machismo, feminismo, etc.), hay violencia moral / cultural o ideológica (mandatos y estilos de vida represivos, dogmatismos, autoritarismo, “patrioterismo”, Globalización, “etnocentrismo”, etc.) y psicológica (sin-sentido, sufrimiento, miedos, inseguridad, ofensas, desprecio, burlar, mentir, desvalorización, celos, obsesiones, competencia… invisibilización y naturalización de la violencia etc.)...

La Violencia también toma formas, características y denominaciones particulares de acuerdo a quiénes la sufren –como en el caso de la violencia hacia los animales–, y al ámbito en donde ocurre: violencia política o institucional (corrupción, represión, adoctrinamiento, explotación, dictadura, militarismo, patriarcado, etc.); ecológica/ambiental (contaminación, destrucción, extinción, etc.), familiar; educacional; etc.; e incluso hay manifestaciones de la violencia difíciles de encuadrar dentro de una sola “categoría” (dominación, sometimiento, opresión, adicciones, ignorancia, deserción escolar, enfermedades orgánicas o psíquicas, hacinamiento, desamparo, consumismo, escepticismo, individualismo, egoísmo, indiferencia, etc.)*4

Así, al repudiar y rechazar la Discriminación y la Violencia, los miembros del Movimiento Under luchamos por la No-Discriminación, siendo nuestro método y estrategia de acción la No-Violencia Activa.


III. ¿Por qué “movimiento No-Violento”?

Frecuentemente se ha homologado No-Violencia y “Pacifismo”, cuando en realidad el pacifismo no es un método de acción ni un estilo de vida, sino una denuncia constante contra el armamentismo. Podríamos terminar con las armas, y no por eso terminaríamos con La Violencia (como ya se mencionó, la violencia física es sólo una de las formas de violencia).
Algunos confunden a la No-Violencia con una actitud pasiva. Albert Camus dijo: “Siempre hay una filosofía para la falta de valor”. Pero la No-Violencia Activa es incompatible con la cobardía, ya que sólo la practican los valientes, los que poseen autocontrol. No-Violencia Activa no es dejarse pegar! Se trata de una actitud activa, valiente, comprometida y solidaria. La No-Violencia tiene Fuerza. Es una Fuerza Moral que avanza liberando al ser humano, abriendo su futuro y proyectándolo a una evolución sin límites. La No-Violencia es un ideal que no se “obtiene” de una vez y para siempre, es ante todo una aspiración, un Camino constante, un estilo de vida; pero en esencia y por sobre todo, es una Construcción (individual y colectiva) de la sociedad y del mundo que queremos.
Educar para la No-Violencia Activa implica desactivar los mecanismos de violencia en la vida social, y también en la vida cotidiana; y además de la denuncia sistemática de todas las formas de violencia que ejerce el Sistema, consiste en desenmascarar y transformar el injusto e inhumano esquema de Poder, Control y Dominación actual (intra e inter-personal, institucional, y social).


IV. ¿Por qué “Contra el Sistema”?

La Discriminación y la Violencia son la esencia del sistema (institucional-social, y de vida) instituido. No es correcto decir “hay violencia en la sociedad”; es importante recalcar que toda la sociedad está apoyada en la violencia. Al estar contra la discriminación y la violencia, estamos en contra de todo un sistema social globalizado basado y sostenido en ellas, que las reproduce y perpetúa.

El Movimiento Under está en contra de cualquier sistema (del signo y color político que fuere) que no tenga –tanto en teoría como en la práctica– al ser humano como valor y preocupación central, al respeto y reconocimiento por la diversidad personal y cultural, la libertad de ideas y creencias, la igualdad de oportunidades y derechos, el respeto y el cuidado por el medioambiente, la tendencia al desarrollo del conocimiento (por encima de lo impuesto o aceptado como verdad absoluta); y el repudio de toda forma de violencia.


V. ¿Por qué “humanista, ecologista y autogestivo”?

Decimos que el Movimiento Under es un movimiento no-violento (y pacifista), humanista, ecologista y autogestivo, pues todas esas ideas en las que se basa (las de poner como prioridad a cualquier Persona por encima del Estado, de una bandera, creencia religiosa, ideología política, del dio$ dinero; de su raza, nacionalidad, gustos, costumbres, inclinación sexual, condición económica, etc.), corresponden a una corriente de pensamiento surgida en la década de 1960, conocida como Humanismo Contemporáneo (o Nuevo Humanismo *5), que apunta al desarrollo integral del ser humano (físico, mental, emocional, espiritual), al equilibrio con su medio; a la transformación personal en función de un cambio social simultáneo. Es también una mirada ecologista, pues cualquier especie que destruya su medio, se destruye a sí misma. Y autogestivo, porque la “Libertad” de pensamiento, palabra, acción, y organización, son para nosotros/as un Valor; y esta Independencia se vería condicionada-limitada-clausurada si buscásemos o permitiéramos que alguien ajeno (individuos, grupos, instituciones estatales o privadas, etc.) nos financie. Por ese motivo, todas las actividades que se realizan son autogestionadas gracias al esfuerzo y aporte de quienes participan y adhieren.


VI. ¿Qué entendemos por “Sistema”?

El término “Sistema” es amplio y abierto, y nos permite hablar de sistemas solares, sistemas matemáticos, sistemas sociales, sistemas de órganos, sistemas comunicacionales o de relación, etc.*6
Cuando en el Movimiento Under utilizamos el concepto de Sistema, nos referimos a un conjunto de Valores, Ideas y Creencias establecidas que no sólo influyen y condicionan, sino que también “construyen” y orientan nuestros pensamientos, nuestros sentimientos, nuestros deseos y nuestras acciones. El Sistema es una “mirada”, es una forma de ver y entender la vida, el mundo y el ser humano, y esa “mirada” es compartida y afirmada por un conjunto muy grande de la población mundial. Esta “mirada” condiciona y orienta la (re)-construcción de un tipo de sociedad, de instituciones, y de un tipo de personas.


VII. ¿Y a qué Valores, Ideas y Creencias nos referimos?

Por ejemplo al Valor del Dinero y a la creencia de que proporciona “La Felicidad”; al valor de la Competencia, del Prestigio, de la Popularidad y el Éxito, del “aplauso”, del Sexo, etc. Nos referimos a ideas y creencias que dividen a las personas entre ganadores y perdedores; por ejemplo: Para “Ser un ganador” hay que hacer o tener tales cosas, y si uno no las hace o no las obtiene como dicen y en las cantidades “adecuadas” (o si a uno no le gusta o no le interesa), se convierte en un “perdedor”; o a esa idea o creencia de que “sin un título o sin estudios no se puede ser nadie en la vida”... a esa idea de que “el fin justifica los medios”; el “sálvese quien pueda”; etc.
No creemos que el dinero, la popularidad, el sexo, etc. sean cosas malas en sí mismas, el problema está cuando en lo más alto de la escala de valores (o prioridades) de una sociedad, cultura o persona, se ponen algunos de estos valores (u otros) por encima del ser humano, ya que se crean condiciones para posteriores sometimientos o sacrificios: tenemos los peores fanatismos y fundamentalismos como ejemplo de lo que sucede cuando se pone una creencia o un dios o una religión por encima del ser humano; tuvimos los peores y más terribles genocidios como ejemplo de lo que sucede cuando se pone una raza o etnia por encima del ser humano; tuvimos sangrientas y crueles guerras como ejemplo de lo que sucede cuando se pone una nacionalidad, Estado/gobierno o bandera por encima del ser humano; tenemos las peores miserias y hambrunas como ejemplo de lo que sucede cuando se pone un sistema económico por encima del ser humano… etc.

Vemos cómo estas ideas, creencias y valores, cómo esta mirada cosificante y mercantilista se plasma (“se hace carne”) en las personas (en sus relaciones, en sus producciones artísticas, culturales –individuales o colectivas; públicas o provadas), en las instituciones (sistema económico, jurídico, político, penal, de “defensa”, educativo, laboral, de salud, familiar… etc.) y en el mundo; pues toda nuestra sociedad está edificada sobre esta base, y en esa sociedad se forman personas para que sean pilares de esta construcción inhumana, para que realimenten y ese sistema social.


VIII. Nuestro “Enemigo”

Hay que dejar en claro que nuestro enemigo es el Sistema (de valores y creencias establecidas) y no las personas! Debe tenerse en cuenta de que también el psiquismo humano es una construcción, una estructura. Para decirlo más claro: este sistema de ideas, valores y creencias habita en la cabeza de las personas, las llevamos en nosotros, internamente...
Vemos en el mundo de hoy –y de ayer– una larga historia llena de “accidentes”, de hechos que se suceden, de bandos, caminos y decisiones que las personas no eligieron libremente, sino que fueron elegidas entre condicionamientos y fuertes restricciones, entre las opciones que se tenían en ese momento y lugar particular, con un sistema de pensamiento y de creencias básicas propia del momento histórico y social... No olvidemos que “Si la única herramienta con la que cuentas es un martillo, tenderás a ver todo como si fuera un clavo”. Y esa “clausura” de Libertad y posibilidad, del horizonte de percepción, del futuro, denota un estado de violencia que genera y re-produce una larga cadena de dolor y sufrimiento.
Podemos cuestionar y criticar al sistema, pero no estar por fuera de él. Entonces nuestra acción será en el sistema y contra el sistema; y si queremos transformarlo, tendremos que encontrar sus puntos débiles (para desarticular aún más ese “des-Orden Social” que se va desmoronando), modificar ese Sistema de creencias en nuestras propias cabezas, y ayudar a que otros puedan hacer lo mismo (por supuesto sin imposiciones ni fanatismos, sin moralismos ni violencia de ningún tipo). Esto implica explorar nuestros valores, ideas, creencias, aspiraciones, prioridades, etc., a fin de ver qué cosas de esa construcción convienen dejarse de lado, y qué cosas deben ser reforzadas (ya que no toda la construcción está falseada).
El Sistema no puede existir sin que cada uno/a lo acepte (activa o pasivamente); seguramente el mayor logro del Sistema fue el de habernos hecho creer que él es un mastodonte poderoso y eterno, y nosotros una cosa pequeña e insignificante.


IX. La Crisis del Sistema

Sabemos que el Sistema se está cayendo, ESTÁ EN CRISIS TODO, se trata en el fondo de una crisis psicosocial, Existencial, y no sólo económica o institucional. Si la idea de la vida perfecta y de “La Felicidad” es –en la cultura occidental– (o era) la de trabajar, estudiar, casarse, tener hijos, comprar la casa, el auto, plantar un árbol, escribir un libro, y que las generaciones posteriores repitieran ese esquema, vemos cómo para el 80% de la población mundial todo eso hace crisis, porque muchos apenas pueden sobrevivir cubriendo sus necesidades básicas; porque ya no se puede trabajar, ni estudiar, ni independizarse, ni tener el auto o la casa, y ni siquiera todos pudieron aprender a leer/escribir; los Modelos de Referencia –individuales y sociales–, tanto como los modelos de Pareja y Familia tradicional, están en crisis (las parejas cada vez duran menos, las familias están cada vez más divididas; la competencia y el consumismo envenenan todas las relaciones; el miedo, el sin-sentido y el individualismo hacen estragos; etc.).

En toda esta gran crisis hay una creencia que continúa en pie, y es la creencia en la Violencia. Se tiene fe en la violencia. Se cree que la única forma de responder a toda esta violencia es con más violencia. Estamos destruyéndonos y esta creencia sigue en pie!! Tal vez ha llegado el momento de perder la fe en la violencia, y construir una nueva sociedad desde la base de la No-Violencia (Activa).


X. Superar la Prehistoria para iniciar la Historia Humana

La violencia acompañó el proceso humano a lo largo de toda su historia; desde la edad de piedra hasta el momento actual. La violencia fue la característica principal de toda esta etapa. Para nosotros/as, salir de “la prehistoria humana” no significa pasar de los palos y piedras a los misiles y bombas; salir de la prehistoria no significa explotar a los pueblos a través de las deudas y la miseria, en lugar del látigo y la esclavitud. Salir de la prehistoria significa dejar atrás la violencia y la dominación de cualquier ser humano sobre otro ser humano. Se trata de un salto en la conciencia, un cambio de mentalidad y un cambio también en el sistema de relaciones y de la organización social. Estamos hablando de una transformación personal y social simultánea.
Para salir de la prehistoria y lograr una sociedad de mayor Libertad y justicia, necesitamos producir un Cambio Interno, un cambio de mentalidad y sobre todo de sensibilidad, un despertar de la conciencia a un estado de mayor lucidez y amplitud, que posibilite y también conlleve un Cambio Externo (en las relaciones de Poder, en las instituciones, y en fin, en la organización social).


XI. ¿Y a qué apuntamos entonces?

Apuntamos a un cambio personal y social simultáneo: no esperar a que cambie la sociedad para que cambien las personas, y viceversa.
Dijimos que el sistema se está cayendo, y no es eso lo que nos preocupa, ya que si no hay algo bien encaminado para cuando termine de colapsar, puede sustituirlo algo aún peor: Frente a tanta irracionalidad, no siempre se levantan dialécticamente las voces de la razón, sino que vemos resurgir con potencia los más oscuros racismos, fundamentalismos y fanatismos. Por eso debemos –sin perder tiempo– construir y edificar desde otros valores y prioridades. Nuestra construcción es de base humana, y crece en la medida en que más personas dejan de “ser sostén” del actual sistema y quieran construir junto a otros una sociedad y un ser humano solidario y no-violento (para conocer detalles sobre el cómo, dónde, cuándo, etc., contacta a alguna persona que participe del Movimiento –Ver CONTACTO al final).

Ahora, ¿qué es lo que nos lleva a unirnos por la No-Discriminación y por la No-Violencia, qué nos lleva a estar en contra del actual Sistema y a intentar cambiarlo, qué nos lleva a querer sentirnos mejor y ayudar a que otros puedan darle un sentido a sus vidas?


XII. El Punto de Partida

Quizás sólo sea que las personas que participan del movimiento tengan (o aspiren a tener) una particular Sensibilidad, basada en una nueva “mirada” del mundo, de la historia, de las cosas, de la vida, y del ser humano. Esa sensibilidad, esa mirada, lleva a sentir como propio el dolor y el sufrimiento de otros/as; y permite ver a las personas más allá de la “chapa” que el sistema nos “tatúa”:
Con los ojos del sistema vemos competidores, enemigos, ricos, pobres, negros, blancos, judíos, católicos, musulmanes, ateos; vemos villeros, burgueses, delincuentes, gente decente, capitalistas, comunistas... Vemos abogados, políticos, militares, policías, doctores, docentes, estudiantes, trabajadores, obreros, prostitutas, carpinteros, amas de casa, desempleados; vemos padres, madres, hermanos, compañeros, amigos, parientes; vemos viejos, jóvenes, varones, mujeres, gays, lesbianas, travestis… etc. La sensibilidad humanista nos lleva más allá, más atrás, más profundo, nos hace ver que en el fondo de esa persona está la esencia humana común a todos, está esa “semilla” muchas veces descuidada, pisoteada, aniquilada... pero siempre con la posibilidad de ser protegida, cuidada, alimentada, revivida...
Para este Sistema, el ser humano es algo insignificante, algo descartable, algo que sobra a menos que produzca y consuma lo que el Sistema necesite y le imponga. Para nosotros, el ser humano es algo grande, algo valioso. Es esta sensibilidad la que nos lleva a afirmar “¡Nada por encima del ser humano, y ningún ser humano por encima de otro”!!!


XIII. Concepción de “Ser Humano”

Para nosotros el Ser Humano no es un simple “animal racional” como nos han dicho, sino que lo definimos como el Ser Histórico y (con un modo de acción) Social capaz de transformar al mundo y a su propia naturaleza gracias a su Intencionalidad y Potencialidades. Este punto es de gran importancia, porque al aceptarlo no se podrá afirmar luego –coherentemente– un “derecho natural”, o una “propiedad natural”, o “instituciones naturales”, o por último, un tipo de ser humano “a futuro, tal cual es hoy”, como si estuviera “terminado para siempre”.

“Lo define la reflexión de lo histórico-social como memoria personal. El medio para el ser humano, es el medio histórico y social, es transformación del mismo, y por cierto, es adaptación de lo natural a las necesidades inmediatas y a las de más largo plazo.”
“En el ser humano no existe "naturaleza" humana; si hay algo "natural" en el ser humano, no es en el sentido mineral, vegetal o animal, sino en el sentido de que lo natural en él es el cambio, la historia, la transformación.
El ser humano, por su apertura y libertad para elegir entre situaciones, puede diferir respuestas e imaginar su futuro, puede también negarse a sí mismo, negar aspectos del cuerpo, negarlo completamente como en el suicidio, o negar a otros. Esta libertad ha permitido que algunos se apropien ilegítimamente del todo social; es decir, que nieguen la libertad y la intencionalidad de otros, reduciéndolos a prótesis, a instrumentos de sus intenciones. Allí está la esencia de la discriminación, siendo su metodología la violencia física, económica, racial, religiosa”, etc.


XIV. Otras cualidades de nuestro movimiento *7

La Mirada de este sistema apunta a sacar lo peor de uno mismo/a y de los demás, apunta a las diferencias, a aquello que nos divide o nos separa, y no a lo que nos acerca o nos une. En el Movimiento se intenta (y se alienta a) buscar Las Cosas en Común, y el (re)-Conocimiento y el Desarrollo de nuestras Virtudes personales, de nuestros aspectos y cualidades positivas. Quien pueda ver lo mejor de uno, podrá ver lo mejor de los demás. “Quien cosifica, se cosifica”.
Hay dos cosas a las que les damos especial importancia: La Coherencia Interna (pensar, sentir y actuar en la misma dirección), y Externa (en el trato con los otros, tratándolos como nos gustaría que nos traten); y la Reciprocidad (si te enseño a leer no me des nada, pero a cambio enséñale a otros y que a su vez ellos hagan lo mismo).



No sabemos qué va a suceder en el futuro lejano, pero lo que sí sabemos es que esta (r)-Evolución*8 no-violenta, esta (r)Evolución de las mentes y los corazones, ya está en marcha!


“No hay Revolución que tenga sentido,
si se pierde el Sentido de la Vida Humana”!!!


Para todos/as: ¡¡¡Paz, Fuerza y Alegría!!!





Apéndice

(*1) UNDER, de underground, adj.: Subterráneo, bajo tierra, debajo de la superficie. Subyacente. No oficial. Fuera de lo establecido.

(*2) Ver el material “Cómo surge el Movimiento Under”.

(*3) Todos los puntos expuestos en este material, aparecen más desarrollados en los “mini-fanzines informativos”, y otros materiales del movi under.

(*4) Lo común es que no sólo varias formas de violencia se superpongan, sino que Toda situación de violencia y discriminación está atravesada por múltiples dimensiones (políticas, económicas, culturales, históricas, etc.) siendo su eje central la asimetría (desigualdad) en la distribución del Poder (poder ser, poder hacer, poder sentir, anhelar, etc.).
Si bien la violencia es un círculo vicioso que se realimenta, es muy importante poder discernir aquello que son “Causas”, de los Efectos. La peor violencia es Estructural, “de raíz”, de base; las manifestaciones particulares y cotidianas de esa violencia Estructural, sostienen, alimentan, reproducen y perpetúan la espiral creciente de violencia.
Pongamos un Ejemplo corto y sencillo: en una sociedad donde sólo hay trabajo para algunos (“triunfadores”), con un 40% o más de desempleo, con exclusión, falta de educación –no sólo escolar, sino también en afectos, valores, etc.–, es más probable que los índices de criminalidad y violencia callejera y doméstica sean altos. Tampoco eso implica que todos los pobres salgan a robar y matar, porque también sabemos que gente “culta”, adinerada, egresada de universidades, de familias adineradas, con puestos importantes, tienen otras formas de producir violencia y delinquir, iguales o más dañinas aún.
Pero ambos casos son consecuencia de una violencia estructural, y eso tiene que ver con lo que definimos como “Sistema”, que se trata de intangibles que terminan materializándose en un tipo de organización social que crea instituciones que forman personas para realimentarla… aunque siempre hay grietas y vías por las cuales es posible salir de esos esquemas e intentar cambios profundos.

(*5) Los miembros del Movimiento Under, adherimos en todo al Documento del Nuevo Humanismo, del cual destacamos lo siguiente:
“Los humanistas son mujeres y hombres de este siglo, de esta época. Reconocen los antecedentes del humanismo histórico y se inspiran en los aportes de las distintas culturas, no solamente de aquellas que en este momento ocupan un lugar central. Son, además, hombres y mujeres que dejan atrás este siglo y este milenio, y se proyectan a un nuevo mundo. Los humanistas sienten que su historia es muy larga, y que su futuro es aún más extendido. Piensan en el porvenir, luchando por superar la crisis general del presente. Son optimistas, creen en la libertad y en el progreso social. Los humanistas son internacionalistas, aspiran a una “nación humana universal”. Comprenden globalmente al mundo en que viven, y actúan en su medio inmediato. No desean un mundo uniforme, sino múltiple: múltiple en las etnias, lenguas y costumbres; múltiple en las localidades, las regiones y las autonomías; múltiple en las ideas y en las aspiraciones; múltiple en las creencias, el ateísmo y la religiosidad; múltiple en el trabajo; múltiple en la creatividad. Los humanistas no quieren amos, no quieren dirigentes ni jefes; ni tampoco se sienten representantes ni jefes de nadie. Los humanistas no quieren un Estado centralizado, ni un Paraestado que lo reemplace. Los humanistas no quieren ejércitos policíacos, ni bandas armadas que los sustituyan. Pero entre las aspiraciones humanistas y las realidades del mundo de hoy, se ha levantado un muro. Ha llegado el momento de derribarlo. Para ello es necesaria la unión de todos los humanistas del mundo...

...Pasaremos de la prehistoria a la verdadera historia humana recién cuando se elimine la violenta apropiación animal de unos seres humanos por otros. Mientras tanto, no se podrá partir de otro valor central que el del ser humano pleno en sus realizaciones y en su libertad. La proclama: «Nada por encima del ser humano y ningún ser humano por debajo de otro», sintetiza todo esto. Si se pone como valor central a Dios, al Estado, al Dinero o a cualquier otra entidad, se subordina al ser humano creando condiciones para su ulterior control o sacrificio. Los humanistas tenemos claro este punto. Los humanistas somos ateos o creyentes, pero no partimos del ateísmo o de la fe para fundamentar nuestra visión del mundo y nuestra acción; partimos del ser humano y de sus necesidades inmediatas.
Los humanistas planteamos el problema de fondo: saber si queremos vivir, y decidir en qué condiciones hacerlo. Todas las formas de violencia física, económica, racial, religiosa, sexual e ideológica, merced a las cuales se ha trabado el progreso humano, repugnan a los humanistas. Toda forma de discriminación, manifiesta o larvada, es motivo de denuncia para los humanistas...
...Para sintetizar: El estilo de vida humanista se destaca por el respeto a la diversidad, derechos, opiniones e intereses de los otros; por el rechazo a la violencia y a la explotación; por la intención de mantener relaciones armónicas con la naturaleza y la sociedad, por el afán de profundizar sus conocimientos y ampliar y perfeccionar sus habilidades.
En este momento de globalización la crisis también es global. La descomposición del sistema capitalista está impregnando de nihilismo la vida y la obra del hombre de este tiempo. La propuesta superadora es el proyecto de una sociedad planetaria, plural y convergente: la nación humana universal. Necesitamos que esta utopía se instale primero en el corazón de las personas, y luego en la Tierra.” [El resaltado es nuestro]

(*6) “Sistema” es un concepto teórico abstracto, es una construcción hipotética (no se puede oler, tocar, etc.); es una definición arbitraria para enmarcar distintas relaciones entre distintos elementos. Un sistema es un conjunto de elementos u objetos que posee determinados atributos (propiedades o características) y están relacionados en un tiempo y espacio determinado, creando un todo organizado. Al cambiar una parte del sistema o uno de sus elementos, se modifica la totalidad del sistema. El todo, es más que la suma de las partes. Hay una constante interacción e interdependencia entre las partes (elementos y sus propiedades) del sistema. Las relaciones entre las propiedades o características de los elementos del sistema pueden cambiar para que el sistema se mantenga. Un sistema se retroalimenta, manteniendo un equilibrio dinámico.

(*7) Estas cualidades también están vinculadas al estilo de vida propuesto por el Nuevo Humanismo.

(*8) La revolución se define por el hecho de que la voluntad humana, la intención, entra a modificar y cambiar la dirección de los procesos de evolución mecánica. Eso es lo que ha caracterizado históricamente a todos los procesos revolucionarios y no las bayonetas, ni las banderas al viento, ni las bombas, ni la sangre. Es la acción de la voluntad humana alterando el sentido del proceso mecánico.



Material diseñado, editado y distribuido por
miembros activos y miembros adherentes
del Movimiento Under.
2003 (revisado y ampliado en 2008)

3 comentarios:

Lali dijo...

Creo que este es un grupo totalmente acertado con la realidad y tambien pienso que su manera de pensar en la mas adecuada para el mundo actual, para las personas que lo habitan, que no defienden ni cuidan lo que nos pertenece y lo que practicamente nos dio la vida. Como persona les agradezco y felicito. Por mi parte coincido en todo y me gustaria poder ayudar de alguna manera, participar o lo que sea. Yo estoy y estoy dispuesta.
Gabriela, Zona sur, temperley Bs As

fedi.gala dijo...

la verdad... creo que el blog, y lo que piensan está muy bién, está, como acertado, como.. la realidad.
si se juntan en algún lado, como momiviemto, quisiera participar...
la verdad, que su forma de pensar es muy parecida a la mia, y me parece my acertada.
éxitos

Gala

Mikhail dijo...

Hola, mi pregunta es mas bien por curiosidad; veo que ustedes utilizan un concepto marxista, la “alineación”; también veo que creen en una “revolución” solo que de la mente, sin armas y sin muerte, y que ponen al humano por sobre los intereses económicos que suelen tener principalmente varios sectores, podría decirse que los “capitalistas”, además de algunos puntos de encuentro con el comunismo/marxismo, mi pregunta es ¿Qué relación histórica-ideológica tienen ustedes con el comunismo? y ¿Qué opinan del mismo, trabajan juntos?

saludos.